Terapia de Ondas de choque en Barcelona

Terapia de Ondas de choque en Barcelona

Puede que ya estés familiarizado con la celulitis. Los términos que describen la celulitis como «hoyuelos»  y probablemente el término más popular «Piel de naranja”. Estas referencias ciertamente no traen a la mente ninguna imagen positiva.

Por muy poco halagadora que sea la descripción, por desgracia, puede ser una evaluación bastante precisa del aspecto de la piel una vez que se desarrolla la celulitis.

La celulitis, o su término médico, «lipodistrofia ginecológica», es una condición en la que la piel de una o más zonas del cuerpo comienza a tener un aspecto muy particular, diferente a otras zonas. Esta condición comienza a aparecer a medida que envejecemos, en parte debido a la disminución de la producción de colágeno y la pérdida de elasticidad de la piel. También puede deberse al estrés, a la mala alimentación, deshidratación y falta de ejercicio físico. Una vez que los niveles de colágeno caen, las fibras de colágeno internas se aflojan y la estructura subyacente que sostiene la piel también comienza a aflojarse.

Específicamente, la celulitis es el resultado del agrandamiento de las células grasas que se alojan bajo la piel. Cuando estas se agrandan y quedan atrapadas bajo la piel,  comienzan a abultarse hacia afuera, por lo que la piel adquiere ese efecto de hoyuelos y baches.

Las células grasas agrandadas también bloquean y restringen el flujo sanguíneo, lo que no sólo presenta problemas de circulación, sino que hace que las células grasas formen aún más grupos debajo de la piel.

A medida que la capa externa de la piel comienza a adelgazar, por lo general debido a la edad, y las células grasas siguen formando grupos, el resultado una vez más es un aspecto irregular, con hoyuelos o desigual.

Cuando tu cuerpo desarrolla celulitis, hay tres etapas distintivas que notarás:

  • La piel está notablemente «con hoyuelos» cuando se aplica cualquier tipo de presión en el área afectada.
  • La piel está notablemente «marcada» cuando se está de pie, pero no cuando se está sentado o acostado.
  • La piel está notablemente «con hoyuelos» cuando se está acostado o parado.

Las áreas más comunes del cuerpo donde se desarrolla la celulitis tienden a estar en el área del estómago, la parte superior de los brazos, las piernas y los glúteos.

Otros lugares favoritos de la celulitis es cualquier parte del cuerpo donde el colágeno, la elastina y/o la grasa subcutánea y el tejido se descomponen. La descomposición de las células jóvenes y el tejido debilitado no sólo puede dar lugar a la celulitis, sino también a una apariencia «flácida» de la piel.

La celulitis no discrimina. Cualquier persona de cualquier tamaño, peso, sexo o edad puede desarrollarla. Hay otros factores, como el sedentarismo, la edad, el tabaquismo, los cambios hormonales y la genética, que pueden aumentar el aspecto y la aparición de la celulitis.

Según las estadísticas, se cree que más del 85% de las mujeres post-adolescentes tienen celulitis. Aunque esto puede golpear a las mujeres a cualquier edad, golpea bastante fuerte cuando llegan a los 40 o 50 años.

Algunas de las opciones de tratamiento para combatir la celulitis incluyen:

  • Ejercicio
  • Dieta
  • Lociones para el cuerpo, cremas para levantar y suavizar.
  • Equipos de compresión
  • Hidratación
  • Masaje
  • Terapia con láser
  • Liposucción

Si bien algunos de estos métodos pueden mejorar el aspecto de la piel, ninguno es «una solución» para eliminar la celulitis.

Ciertamente, hacer ejercicio durante 15-30 minutos al día, beber mucha agua para mantener la piel hidratada y usar lociones tópicas para mantener la capa externa de la piel hidratada puede ayudar a que la piel se vea mejor.

Sin embargo, el problema de la mayoría, si no de todos estos métodos es que no atacan y trabajan en la reducción de la celulitis desde un nivel celular profundo.

La buena noticia es que, según los estudios de casos, se ha demostrado médicamente que una terapia de tratamiento conocida como Terapia de Ondas de Choque Extracorpóreas ha demostrado reducir y mejorar la apariencia de la celulitis.

Esta opción de tratamiento se usó originalmente para tratar el dolor crónico en las articulaciones, músculos y otras lesiones dolorosas. Aquellos que sufren de estas lesiones crónicas dolorosas recibieron la Terapia de Ondas de Choque y la mayoría informó que después de sólo unos pocos tratamientos, hubo una marcada mejoría en la movilidad, la curación y el disminución del dolor.

Después de más pruebas, la Terapia de Ondas de Choque ha mostrado evidencias para demostrar una mejora real y medible en el tratamiento de la reducción de la celulitis.

Después de una serie de tratamientos, los resultados positivos de la Terapia de Ondas de Choque pueden ayudar:

  • Reducir la producción y el aspecto de la celulitis
  • Romper las células de grasa agrandadas
  • Restaurar el tejido conectivo
  • Mejorar el tono muscular
  • Mejorar la elasticidad de la piel
  • Promover el drenaje linfático (eliminación de toxinas/residuos)
  • Mejorar el flujo y la circulación de la sangre
  • Promover el aumento de la producción de colágeno
  • Reducir la aparición de estrías y cicatrices
  • Tensar, reafirmar y alisar la piel suelta

 

¿Cómo funciona el tratamiento con Ondas de Choque?

El el Tratamiento con Ondas de Choque, también conocida como terapia de ondas de choque, terapia de activación del pulso extracorpóreo y terapia de ondas acústicas extracorpóreas, es un tratamiento ambulatorio que se utiliza para reducir la aparición de la celulitis.

La terapia de choque se refiere a las ondas energéticas y acústicas que crean vibraciones que impactan positivamente en el tejido conectivo subyacente, las células y, en última instancia, la propia piel.

El término «extracorpóreo» se refiere al método por el cual las ondas de choque se transmiten a través de la piel. En este caso, las ondas se transmiten al exterior a través de una almohadilla y dentro de la piel.

Además de tratar la celulitis, también ayudará a estimular la producción de colágeno, rejuvenecer el tejido conectivo, mejorar la elasticidad de la piel y dar un aspecto general más firme, suave y tenso.

Lo que realmente sucede durante el proceso es que las ondas de choque causan “microdesgarros” en los tejidos conectivos mientras rompen los depósitos de grasa (celulitis). Cuando se produce el “desgarro”, el cuerpo aumenta automáticamente la cantidad de colágeno en la zona afectada como medio de curación.

Cuando el colágeno va a trabajar y restaura/cura los tejido, reemplazandolos por un marco más denso y rejuvenecido (fibras de colágeno) y logrando tejidos más firmes y tensos. Desde el exterior, el resultado visible es una piel más firme y más lisa.

Las ondas de choque se transmiten a través de un dispositivo de tratamiento portátil que entrega una serie de ondas acústicas (similares al sonido) directamente en el tejido conectivo profundo de la zona afectada. Las ondas acústicas generan pulsos fuertes y energizados que envían vibraciones directamente a la piel y al tejido.

Mediante este dispositivo, las ondas de choque (o de presión radial/acústica) se dirigen a las células grasas agrandadas y las descomponen.

La tasa de éxito para lograr una mejora notable en una piel más lisa y firme con menos celulitis visible es tan alta como el 75% o más para los pacientes tratados.

Para resumir los beneficios de la Terapia de Ondas de Choque:

  • Es una forma segura, no invasiva, de tratamiento para la reducción de la celulitis y otros beneficios corporales mejorados.
  • Varias partes del cuerpo pueden ser tratadas eficazmente.
  • Aunque no hay tiempo de inactividad después de un tratamiento, se recomienda tomarlo con calma durante aproximadamente 48 horas después.
  • Se pueden obtener resultados notables en pocas sesiones (se recomiendan de 8 a 10 tratamientos dependiendo de cada caso).

Aunque no es una solución o cura permanente y requiere varios tratamientos para lograr el efecto deseado y el mantenimiento de la piel, más del 78% de los pacientes han experimentado excelentes resultados en el aspecto de su piel y un tratamiento eficaz de la celulitis.

La Terapia de Ondas de Choque le da a los pacientes una opción segura y no invasiva para tratar el aspecto poco atractivo de la celulitis. Esta terapia es un medio médicamente probado y efectivo para lograr resultados deseados.

En BCNClinic nuestro equipo de profesionales está preparado para asesorar sobre los tratamientos de Ondas de Choque en Barcelona que ofrecemos en nuestro centro. ¡Contáctenos!

 

Categorías blog

Deja un comentario

catorce − 3 =

×