Rinoplastia

Se basa en la modificación de la forma y el tamaño de la nariz para conseguir una mejor armonía facial.

 

 

FINANCIACION A MEDIDA

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia es una intervención quirúrgica que se realiza muy frecuentemente. Se basa en la modificación de la forma y el tamaño de la nariz para conseguir una mejor armonía facial. Por otro lado, la septoplastia es una intervención que corrige y endereza el tabique nasal desviado. En muchas ocasiones, esto puede suponer una mejora de la respiración nasal.

¿Como lo hacemos?

Existen diferentes maneras de realizar esta cirugía:

Rinoplastia cerrada: Esta intervención se realiza mediante incisiones en el interior de las fosas nasales con el objetivo de dar forma a los huesos y cartílagos nasales. De esta forma, no se aprecia ninguna cicatriz externa.

Rinoplastia abierta: Mediante esta intervención, el cirujano realiza una pequeña incisión que le permite acceder a la estructura de la nariz. Con este método, modificamos rasgos más complejos, como por ejemplo, deformaciones de la punta.

Rinoplastia de aumento: No todo es reducción. En ocasiones, existen pacientes que necesitan aumentar el tamaño de su nariz para conseguir la armonía facial. Se puede realizar levantando el dorso hundido, corrigiendo deformidades, etc.

DURACIÓN

Duración de la cirugía : 1 hora
Recuperación: 1 semana
Resultados: permanentes

PRODUCTOS IMPLEMENTADOS

Anestesia: general o local

Postoperatorio de rinoplastia

Dependiendo de la técnica, se colocarán tapones en ambas fosas nasales para estabilizar el tabique. En general, el postoperatorio no es doloroso pero sí dará una hinchazón durante las primeras 24 horas que puede generar molestias. El médico puede recetar medicación para controlarlo. 

Durante los primeros días, la hinchazón y los hematomas pueden extenderse hacia los ojos. En un plazo de 2 o 3 días, la hinchazón irá bajando. La mayoría de los hematomas desaparecerán por completo en un plazo de 2 semanas aproximadamente. 

Ir arriba
×