¿En qué consiste la bichectomía? – Barcelona

Tener pómulos altos, cara en forma de corazón y labios voluptuosos se consideran hoy por hoy, el estándar de belleza, y vemos mucho de esto en la portada de las revistas de moda, en la televisión, e incluso en la calle. 

Las personas que lucen esos rostros esculpidos destilan confianza, y con razón.  O bien han sido bendecidas con genes afortunados o tienen astutos cirujanos estéticos.  A todos nos gustan las mejillas redondeadas en los niños, pero odiamos verlas en el espejo a una edad superior. La grasa de las mejillas no es divertida ni sexy, y ni siquiera podemos disimularla con la ropa. 

La grasa bucal contribuye al ensanchamiento de la parte inferior de la cara.

Tal vez ya hayas intentado hacer que tu cara parezca más delgada, sin conseguir resultados notorios. Pues bien, debes saber que las mejillas prominentes no siempre están asociadas a un peso corporal alto. Puedes tenerlas aunque tengas un peso normal. Esto significa que, en la gran mayoría de los casos, no puedes deshacerte de las mejillas gordas con dietas y ejercicios físicos. Es hora de buscar una solución y esta consiste en la eliminación de la grasa bucal o Bichectomía.

La grasa bucal contribuye al ensanchamiento de la parte inferior de la cara. La mayoría de las personas lo describen como una forma de cara muy redonda. Esto significa que no hay ángulos agudos. Cuando la cara tiene una forma cuadrada, lo más probable es que sea el músculo masetero o la mandíbula ósea lo que sobresalga y no la grasa bucal.

Hoy en día, la mayoría de nosotros queremos ver más ángulos y menos grasa, especialmente en ciertas zonas del cuerpo, como la cara. Basta con pensar que algunos de los pómulos más deseados de Hollywood pertenecen a Keira Knightly, Cara Delevigne y Angelina Jolie. Pero, ¿qué hay entre las mejillas redondeadas y esos pómulos altos, regordetes y perfectamente estructurados? Pues es una almohadilla… una almohadilla de grasa.

La anatomía de las bolas de Bichat

Marie François Xavier Bichat, anatomista y patólogo francés, identificó la almohadilla de grasa como lo que realmente era (y ahora la almohadilla de grasa se conoce como bolas de Bichat en términos médicos). Esto ocurrió en 1801, unas siete décadas (1732) después de que Lorenz Heister, anatomista y cirujano alemán, la describiera como una glándula1. La almohadilla sirve de lubricación para los músculos que se utilizan para masticar y chupar, y las almohadillas de grasa bucal son especialmente prominentes en los niños pequeños. 

¿Sabías que la mejilla es la primera parte de la cara que desarrolla grasa?, y esto ocurre ya en la semana 14 de gestación? La grasa bucal crece de 4.000 mm3 a 8.000 mm3 desde la infancia hasta la edad adulta, y luego, entre los 20 y los 50 años, vuelve a reducirse a 7.000 mm. La almohadilla de grasa total es de unos 10-13 ml. Sin embargo, la reducción del volumen de la almohadilla de grasa de las mejillas varía de una persona a otra. El tamaño de la almohadilla de grasa bucal es constante en los adultos y resistente a la pérdida de peso en muchos casos.

  Dado que esta acumulación de grasa está situada entre los planos musculares profundos y superficiales de las mejillas, justo debajo de los pómulos, no se puede hacer mucho para que desaparezca. Por ello, las personas con mejillas de ardilla recurren a la cirugía plástica para mejorar el contorno de la cara. El procedimiento se llama bichectomía, y puede dar resultados impresionantes.

La bichectomía es la intervención de cirugía plástica que conlleva la extirpación parcial o (en casos muy raros) completa de las bolas de grasa de Bichat. Por lo general, durante la intervención de extracción de grasa bucal sólo se eliminan unos 2-3,5 ml del total de la almohadilla grasa. Por lo tanto, sólo se elimina parcialmente, y una reducción excesivamente entusiasta podría dar lugar a problemas en el futuro: mejillas hundidas, por ejemplo, creando un aspecto cansado.

Además de reducir la grasa bucal, el cirujano podría aconsejar añadir un poco de volumen para realzar los rasgos circundantes al mismo tiempo. Así que, los rellenos pueden añadirse a los pómulos y al mentón para crear un aspecto escultural y anguloso. La grasa extraída con la bichectomía también puede utilizarse para añadir volumen a otras zonas. A menudo se combinan los procedimientos para lograr resultados más naturales y/o corregir otras imperfecciones a nivel de la cara.

La bichectomía es la intervención de cirugía plástica que conlleva la extirpación parcial o (en casos muy raros) completa de las bolas de grasa de Bichat.

El procedimiento puede durar menos de una hora (20-30 minutos). Se realiza de forma ambulatoria. Tras la administración de anestesia local, el cirujano realiza una pequeña incisión (de no más de 1 a 3 cm, dentro de la boca, a la altura de los dos últimos molares superiores. Se encuentra la almohadilla de grasa y se retira una parte de ella, luego se suturan las incisiones con puntos disolubles. No quedan cicatrices visibles tras la realización del procedimiento, y el paciente puede abandonar el centro médico casi inmediatamente después de la misma.

El procedimiento no es doloroso, y el período de recuperación es sencillo. Los pacientes pueden reanudar sus actividades diarias al volver a casa, con un riesgo muy bajo de desarrollar complicaciones.

¿La Bichectomía es para mi?

Si el resultado que busca es:

  •  Un sutil ahuecamiento de las mejillas
  • Una mejor definición de los pómulos
  • Una cara con más forma de corazón

En este caso, probablemente sea el momento de hablar con su cirujano sobre un procedimiento de eliminación de grasa bucal. La bichectomía, un procedimiento cada vez más popular entre los jóvenes, tanto hombres como mujeres, podría ayudarle a obtener esa fisonomía facial que desea. El resultado, es sutil pero atractivo, puede ser una cosa de belleza, aumentando la confianza cuando las mejillas gordas hacían lo contrario.

En general, la bichectomía es un procedimiento de cirugía plástica que se recomienda a los adultos que no están satisfechos con la plenitud de la zona inferior de las mejillas. Los pacientes interesados en someterse al procedimiento de eliminación de grasa bucal suelen buscar más definición facial. Al igual que ocurre con cualquier otro procedimiento quirúrgico, el paciente debe estar en buen estado de salud y emocional para ser un candidato elegible para este procedimiento.

La extracción de grasa bucal es un procedimiento de contorno facial que puede utilizarse para remodelar un rostro muy redondo. El procedimiento también está indicado para las personas que tienden a morderse a menudo la parte interna de las mejillas. En este caso, además de la evidente incomodidad, estas personas pueden desarrollar modificaciones degenerativas de la mucosa. El procedimiento podría ser la solución óptima para los pacientes que han perdido mucho peso pero que siguen teniendo una redondez excesiva de la cara.

 

Ir arriba
×